8 sept. 2014

Submarino ICTINEU 3

Un grupo de ingenieros españoles ha construido el ICTINEU 3, el primer submarino privado del mundo que alcanza los 1200 metros de profundidad. Nace después de 10 años de trabajo y su misión es la de facilitar las labores de investigación submarina.

Se trata de un ejemplo de innovación y diseño español, un motivo de orgullo ya que el 100% del diseño y la ingeniería se ha hecho en el país.

Es un submarino puntero tecnológicamente y que aporta soluciones innovadoras a la tecnología submarina. Puede alcanzar una profundidad máxima de 1200 metros, llevando consigo un piloto y dos pasajeros en misiones de varias horas. Tiene una autonomía de trabajo de 10 horas, a pesar de que la misión estándar se calcula de 3-6 horas, y una autonomía de seguridad de 4 días. Será el 9º submarino del mundo que podrá bajar a más profundidad. 


El ICTINEU 3 nació con vocación de servicio público, como una herramienta al servicio del conocimiento y de la gestión de los mares y océanos. Por sus capacidades, podrá trabajar en toda la plataforma continental, y será capaz de llegar al 50% del fondo de la Mediterránea. Esto supondrá un gran empujón para la ciencia puesto que hasta ahora sólo se ha explorado entre un 2% y un 5% de todos los mares y océanos. Traerá a bordo instrumentos científicos y los datos obtenidos se pondrán a disposición de la comunidad científica y oceanográfica.

El submarino es la herramienta ideal para el estudio y conservación tanto de los ecosistemas marinos como del patrimonio arqueológico sumergido. El fondo del mar es todavía el gran museo de la humanidad y el ICTINEU 3 puede ayudar a recuperar una parte de esa historia y a conocer mejor el patrimonio y pasado marítimo. Si se conoce más el mar se podrá cuidar mejor, consiguiendo una gestión y aprovechamiento más óptimo y respetuoso. 

El ICTINEU 3 ha sido concebido como un submarino moderno que incorpora materiales y tecnologías innovadoras, así como técnicas de construcción avanzadas, sistemas energéticos no contaminantes, y sistemas de gestión y control inteligentes. Es un vehículo de gran versatilidad que se puede adaptar con facilidad a cualquier tipo de misión bajo el agua. Un submarino que sirve de base para cualquier exploración y experimento científico que se pueda llevar a cabo bajo el mar.


La parte frontal es una cúpula de metacrilato que ofrece a la tripulación un gran campo de visión y exploración, sin obstáculos, excelente para filmaciones de gran calidad y también para que la observación y la presa de muestras en trabajos científicos sea más fácil y más precisa. Se ha puesto mucho esfuerzo en la ergonomía del habitáculo, que mejora la comodidad de los pasajeros y la eficiencia en el pilotaje, y en la hidrodinámica del vehículo, que mejora su eficiencia y seguridad. Si se añade el hecho de que el submarino trae tres sistemas de seguridad exclusivamente mecánicos, y un sistema energético muy potente, la suma de todos estos factores revierte en un aumento de la seguridad del vehículo. También estará equipado con diferentes instrumentos de sondeo que se usan en trabajos e investigación marina, además de los instrumentos propios de navegación y pilotaje.

Por sus medidas reducidas (4,8 m de eslora, 2 de manguera y 3 de puntal) y por su peso reducido (5,3 toneladas), tiene unas ventajas muy competitivas respecto a otros submarinos similares, y para su configuración, ofrece más prestaciones que el resto de competidores. 

El submarino está preparado para que en un futuro cercano se puedan incorporar dos brazos manipuladores de grandes prestaciones (6 grados de libertad, 1,5 metros de alcance, pinzas intercambiables…) e instrumentos de navegación de precisión adicionales. También en un futuro, mediante el uso de sistemas de control y navegación avanzados, será posible que el submarino realice trabajos semiautomáticos.

De este modo se podrá liberar a la tripulación de esfuerzos, ofreciéndoles más capacidad de observación y manos libres para manipulación de brazos mecánicos, sensores, robots externos, filmaciones u otra actividad que requiera gran atención.

La certificación y clasificación del ICTINEU 3 por una entidad certificadora internacional reconocida ha sido condición indispensable para la realización del proyecto. Para un vehículo submarino tripulado es necesaria la aplicación de estrictos controles de calidad tanto en el diseño y el proceso de construcción, como en su operación, puesto que la seguridad de los pasajeros es lo más importante. Por esto se ha escogido la certificadora alemana Germanischer Lloyd para garantizar la calidad y la seguridad a lo largo de todas las etapas.

A nivel operativo, esta certificación y clasificación proporcionan garantías de seguridad y calidad para poder realizar la explotación económica del vehículo en cualquier ámbito de trabajo, y en cualquier país del mundo.

Hoja técnica aquí.

Más información aquí.

No hay comentarios :

Publicar un comentario